sábado, 24 de junio de 2017

Larpeira gallega





Cómo hacer la receta de la larpeira gallega fácil, sin masa madre, pero igual de buena. Eso sí, tanto su sabor, su textura, como la elaboración de la larpeira es similar al roscón de reyes, pero ésta lleva crema. Se ha convertido en un dulce típico de la "noite meiga"(noche bruja), de las hogueras de San Juan en Galicia. También es conocida como "bolla dulce gallega". Fama tiene, concretamente en A Coruña, la confitería Morás en Cambre que lleva años teniendo este bollo dulce entre sus productos diarios, por lo que la gente de la comarca la disfruta en cualquier fiesta familiar o festividad del año, porque acompaña excelentemente una sobremesa o una merienda.  
Y qué decir de degustarla después de las sardinas asadas de la noche de San Juan....¡síiiii!
Yo he seguido la receta del blog Recetas de rechupete, pero si queréis ver otra receta con masa madre y saber algo más de la noche de San Juan y las "sardiñadas" en A Coruña os dejo el enlace del blog La Cocina de Fabrisa que ha hecho un reportaje muy completo e ilustrativo y el de Gastronomía en verso, que es un enamorado de esta noche, la más corta del año. Con vídeo de las hogueras en la playa y que explica cómo hacer las sardinas en el horno de casa sin olores y lo que hay que hacer esa mágica noche para mantenerse joven y purificado, (la poción de las "meigas" (brujas)).
 Nosotros seguimos la tradición, no tan al pie de la letra, (me refiero al tipo de plantas), pero sí. Mi marido me trae flores y ramas de plantas silvestres del campo que ponemos en remojo durante la noche de San Juan y a la mañana siguiente nos lavamos la cara con ese agua perfumada y rejuvenecedora, que a mí me encanta.

Vamos a la receta.

INGREDIENTES:

Para la masa del bollo:
  • 400 gr. de harina de fuerza.
  • 2 huevos.
  • 60 gr. de azúcar.
  • 100 ml. de leche temperatura ambiente.
  • (25 gr. de levadura fresca de panadero) ó  10 gr levadura en polvo de panadero (foto superior).
  • 60 gr. de mantequilla (temperatura ambiente, no líquida).
  • 25 gotas de esencia de anís, (o medio frasquito de la marca "Pozo", o 30 ml, de licor de anís).
  • Una pizca de sal.
Para la crema pastelera: 
  • 3 yemas de huevo. 
  • 3 cucharadas soperas de azúcar.
  • 2 y 1/2 cucharadas soperas de harina de maíz o maizena.
  • 1/2 litro de leche.
  • 1 palo de canela en rama.
  • la piel de un limón.

Para la decoración con piedras de azúcar:
  • 50 gr. de azúcar.
  • 4 gotas de esencia de anís o de licor de anís.
Brillo para decorar:
  • 1 yema de huevo para darle brillo.
Para el almíbar:
  • 100 ml. de agua.
  • 50 gr. de azúcar.
  • Aromatizarlo con el anís (10 gotas de anís).

Comenzamos:
Lo primero que vamos a hacer es la crema pastelera. Pincha aquí para seguir los pasos. 
 Podemos tenerla preparada del día anterior, la introducimos en la manga pastelera y la conservamos en la nevera. 
 Si la hacemos el mismo día, será lo primero que tengamos que elaborar porque hay que dejar que se enfríe en la nevera ya introducida en la manga pastelera para que coja consistencia. Así la tendremos lista para decorar.

Elaboración del bizcocho:
 -A mano: 
 Podéis seguir los mismos pasos que con la máquina, sólo que tenéis que amasar vosotros o bien con batidora o a mano, pero siguiendo los mismos pasos de los ingredientes que en la máquina.
 -A máquina:
 Yo utilizo una chef (Chef of Matic) que amasa y leveda, pero es igual en cualquier otra amasadora, sólo tenéis que seguir sus programas para masas tipo pan.
Los huevos los rompemos pero no los batimos y lo ponemos en el recipiente de la amasadora junto con el azúcar.

Añadimos la esencia de anís y la mantequilla blandita.
(En este momento tenemos dos opciones:
 1ª opción usando levadura fresca: en la leche disolvemos la levadura fresca, y lo añadimos, o....
 2ª opción usando levadura en polvo de panadero: en cuyo caso no la incorporamos ahora, sino después con la harina. Os lo pongo más abajo).
Así pues, incorporamos la leche con la levadura fresca o sólo la leche, si optamos por la levadura en polvo .
Programamos la chef en el programa 13 (dura 1:30 h).  Ahora empieza a batir los ingredientes.


Mientras, vamos añadiendo la harina previamente tamizada, es decir pasada por un colador. Si hemos optado por la 2ª opción: levadura en polvo, es el momento de añadirla encima de la harina y por último la sal (ésta nunca tiene que estar en contacto con la levadura o puede que no crezca la masa). 
 Si hemos optado por la 1ª opción, levadura fresca, aquí sólo añadimos la harina y la sal.
 La masa tiene que quedar ligada como una bola que se despega de las paredes. Añadir harina si después de un ratito sigue pringosa y no se hace la bola. Ayudar a la máquina con una espátula para que se mezcle la harina bien.
Cuando termina el programa, ya habrá crecido la masa, pero dejarla hasta que alcance el borde del molde y luego la sacáis. Si lo preferís, al terminar el programa la podéis sacar y que siga levedando fuera, pero es más rápido en la máquina con el calor residual que le queda. 
 En la bandeja del horno colocar papel de horno, o un tapete de silicona antiadherente, o lo untáis de mantequilla y espolvoreáis harina para que no se pegue.
Poner la masa directamente y sin volver a amasar en la bandeja preparada, darle forma redonda y aplastada, con un grosor de 2 o 3 centímetros aproximadamente por toda la masa. 
 Taparla con un paño seco y limpio y que no quede ningún lado sin tapar o formará una costra seca. Dejar que repose y crezca un poco más en un lugar cálido y sin corrientes. Este tiempo variará según la temperatura ambiente pero entre 1/2 hora a 1 hora estará lista. Tened en cuenta que cuándo la metáis en el horno va a terminar de crecer al máximo.










Cuándo ya tome una forma igualada y haya crecido un poco la decoramos.
Con un cuchillo largo y afilado hacemos cortes en su superficie, lineales y perpendiculares . La pintamos con la yema de huevo.


Metemos la crema en una manga pastelera con boquilla rizada y  ponemos la crema sobre las ranuras incrustándola un poco.
Preparamos los grumos de azúcar: ponemos el azúcar con la gotas de anís y removemos hasta conseguir humedecer todo el azúcar.  Ponemos los grumos de azúcar aromatizado en los rombos que quedan entre los cortes. Se pondrá duro en el horno y se pegará a la masa para que no se caiga al moverla.
Lo metemos al horno a 180ºC, 20 o 25 min. dependerá de vuestro horno que tarde este tiempo o un poco más. 
Mientras tanto hacemos el almíbar. En un cazo ponemos los ingredientes y lo dejamos sin mover con ningún utensilio sólo con el propio cazo, durante 5 o 8 min. pero no más, sólo se trata de disolverse y ligar, no en hacer un hilo de almíbar espeso, pues tiene que estar líquido para que empape un poco la masa ya horneada.
Con la larpeira recién sacada del horno, la pinchamos con una brocheta o tenedor por todas partes, con disimulo para no estropear la decoración para que absorba el almíbar que vamos a ir echando sobre ella, intentando no mojar el azúcar, que algo siempre le va a tocar.
Dejarla enfriar y degustar. Su corte típico es en cuadraditos.
Su miga es mullida, suave y jugosa.
¡Preciosa verdad!
Pues si la acompañáis de chocolate a la taza ya ni te cuento lo buenísima que está. ¡Disfrutadla de mi parte!

Consejos:
Con las claras que nos sobran podemos hacer merenguitos o milhojas. Las claras se pueden congelar. Siempre para montarlas tienen que estar a temperatura ambiente, al revés que la nata (crema de leche) que para montarla tiene que estar muy, muy fría.                                   

          Con cariño 

                                                               Susana

Texto, fotografía y edición: Susana Rodríguez

Te animo a que dejes tus comentarios y que me sigas en mi redes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por participar en mi blog. Vuelve pronto a visitarme. Con cariño. Susana.